Este pabellón estará constituido por una compleja red rizomática de conexiones determinadas por el parentesco generatriz entre todas las obras. Cada obra o sub-obra tiene sus antecedentes y sus sucedáneos, que no siempre mantienen una relación unívoca sinó que a menudo se entrecruzan las unas con las otras de manera caótica, expandiendo el entramado según una lógica imprevisible de promiscuidad vírica.